Posteado por: beacm | mayo 30, 2008

Números que ocultan nombres

La frecuente tendencia de los medios de comunicación a presentar la violencia de género bajo cifras despojadas de contextualización y agente supone un peligro significativo para lograr efectividad en la lucha contra esta clase de violencia. El abuso de estadísticas, gráficos, números y todas aquellas alusiones a “un nuevo caso” de violencia de género con las que se encabezan la mayor parte de las informaciones sobre este tema, pueden generar un sentimiento de normalización social y provocar en la audiencia un efecto desmotivador.

En la actualidad, se tiende a presentar una realidad aséptica de la violencia, alejada de la realidad. Las agresiones se plantean como un nuevo caso de una larga lista, que como señala Pilar Díaz (2003) se añade a la interminable retórica de los números, cuya hiperbólica magnitud hace cobrar protagonismo al propio medio que se haga eco y, de paso, lo sitúa en las coordenadas de lo considerado “políticamente correcto”. Y no sólo eso sino que las mujeres están dejando de ser víctimas de un varón violento para empezar a ser víctimas de los malos tratos, un acto despojado de agente.

Deben mantenerse las críticas a los medios con respecto a la carencia de análisis en las causas de la violencia, la falta de definición editorial, de seguimiento del problema y de aportación de opiniones que ofrezcan soluciones y alternativas; así como la presentación de los casos de violencia contra las mujeres de forma descontextualizada pero reiterativa y sin mayores pretensiones u objetivos.

En cualquier caso, es primordial que estos medios contribuyan a superar esa normalización social de la violencia de género, modificando una opinión fuertemente arraigada en la sociedad patriarcal. Porque es preciso erradicar la tolerancia, la pasividad y la flexibilidad en el tratamiento de estos temas desde los medios de comunicación y desde la sociedad.

Prevalece aún en la prensa española una actitud más reactiva que proactiva, de tal manera que se tiende a fomentar las iniciativas lideradas desde otros ámbitos, pero sin indagar a fondo en las bases del problema, en las desigualdades sociales que amparan esta clase de violencia y que son perpetuadas desde la propia representación mediática de los sexos. 

*Cita tomada de P. DÍAZ, “La violencia contra las mujeres en los medios de comunicación”, en I Foro Nacional: Mujer, Violencia y Medios de Comunicación, Instituto Oficial de Radio y Televisión/ Instituto de la Mujer, Madrid, 2003.
 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: