Posteado por: beacm | diciembre 10, 2007

Manifestaciones cotidianas de la masculinidad

El concepto de masculinidad ligado inexorablemente al de identidad de género implica una construcción social (no una connotación natural o innata en los hombres). Las características asociadas a la masculinidad son adquiridas a través de un proceso de socialización que fomenta o reprime determinados comportamientos y actitudes por oposición a las características atribuidas a la feminidad. Este concepto no se forja como resultado de una identificación con sus congéneres, sino que se establece a partir de un modelo históricamente arraigado de dominación de un sexo sobre otro. La masculinidad se construye de esta manera, y se refuerza permanentemente a lo largo de las diferentes etapas de la vida de los varones, a través de diversos canales: la familia, la escuela, el lenguaje, los medios de comunicación social, la comunidad, los amigos, etc. La familia y el entorno social, como elementos socializadores, actúan a la manera de refuerzo de ese requerimiento de masculinización a través de condicionantes en la educación afectivo-sexual de los niños, que llegan a limitar incluso el contacto físico entre varones o a establecer un tratamiento diferencial de éstos con respecto a las mujeres (tratamiento más brusco versus manifestaciones de cariño físico a través de mimos o caricias).

La conducta de niños asustadizos o llorones es reprobada constantemente por identificación con lo femenino y canalizada hacia otras maneras de expresar los sentimientos desde un componente mucho más agresivo (los niños cambiarán besos y abrazos por apretones de manos, palmadas en la espalda, etc.). Los niveles de exigencia en todos los ámbitos y en particular los relacionados con lo público son mayores en los niños que en las niñas y las expresiones o demostraciones de “valor” reafirman de manera cotidiana la masculinidad. A los varones les están vetadas las manifestaciones emocionales y muy particularmente aquellas que se asocian con características femeninas (el estoicismo es la máxima frente a comportamientos que pueden dar lugar a comentarios maliciosos como “nenaza”, “mariposón”, “afeminado”, etc).  Están llamados a ocultar y reprimir sus sentimientos o en caso contrario disculpar comportamientos de ternura, llanto, cariño, tristeza, dolor, etc., en contextos muy determinados para evitar posibles cuestionamientos acerca de su masculinidad. La distribución de los roles en la escuela contribuye, asimismo, a fomentar las diferencias de género, de forma que los niños deben patentizar su masculinidad constantemente ante la falta de referentes “unisex”. Los niños continúan aprendiendo en las escuelas a ser hombres hábiles, valientes y desafiantes, convirtiéndose en centro de las actividades de ocio y formación y asumiendo un rol dominante sobre las niñas.En la adolescencia, principalmente, la masculinidad se asocia con la asunción de riesgos y con el desafío a los límites sociales impuestos, aún a costa de poner en peligro la propia vida o la de otr@s (peleas, carreras, alcohol y otras drogas, sexo no seguro, etc.), lo cual refuerza la creencia en la invencibilidad y la autosuficiencia masculinas. Mantener la actitud más agresiva y desafiante dentro del grupo significa todo un triunfo en la masculinidad manifiesta.Las conversaciones entre varones constituyen otro foco importante de manifestaciones de masculinidad. En ellas no es habitual que se cuestione el modelo tradicional de dominación patriarcal, sino que muy por el contrario lo usual es su refuerzo. El lenguaje empleado por los varones refrenda la diferencia sexual a través del uso de estereotipos (bromas sexistas, piropos machistas, etc.).

De igual modo que los varones mantienen estrategias de comunicación diferentes a las femeninas, basadas (nuevamente por oposición) en el dominio del discurso público, la competitividad exacerbada o en el uso de menores apoyos no verbales. Es curioso cómo en este sentido hasta en reuniones con público mayoritariamente femenino los varones consiguen acaparar el discurso y manifestar su liderazgo.La masculinidad se basa en una fuerte complicidad entre los varones frente a las mujeres con quienes se mantienen relaciones de dominación y poder jerárquico. A pesar de ello, las relaciones de los varones están forjadas a partir de fuertes componentes de competitividad, ambición, aislamiento, autogestión e independencia que les permiten mantener su estatus poderoso aunque, en contraprestación, limitan sus posibilidades de compartir sus dudas o problemas con otr@s y les obligan a vivir encerrados en un halo de desconfianza generalizada. De esta capacidad para asumir en soledad los propios conflictos dependerá en buena medida su éxito en el trabajo, en la política, en la sexualidad, etc.

Por último, los medios de comunicación y en especial la televisión (aunque en gran medida también los estilos de música, el cine, y los videojuegos) suponen otro potente mecanismo de transmisión de la masculinidad. A través de la publicidad, de las estrategias de marketing, y de los diferentes medios se transmiten modelos y referentes reduccionistas atribuidos a los varones: deportistas atléticos, abnegados padres de familia proveedores de recursos, conquistadores experimentados y viriles que pueden incluso permitirse el lujo de permanecer solteros de por vida sin que ello suponga una merma en su hombría, etc. En cualquier caso, es cada vez más evidente la necesaria adaptación de los hombres a los cambios impulsados por las mujeres en su lucha por la igualdad. La dificultad radica en conseguir que los varones se abstraigan de un entorno histórico que les oprime también en un corsé estereotipado y limitado de masculinidad. 

Anuncios

Responses

  1. Por favor tienen algo publicado sobre el humor masculino. necesito algún documentos de pesos academizo sobre le humor masculino, si me pueden ayudar se os agradezco de corazón.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: